viernes, 4 de julio de 2008

Mejor no me quieras

Dicen que el buen humor y el positivismo son las claves para una -más que necesaria- felicidad personal, y más cuando nos toca lidiar con aquello de los sentimientos.

En este caso estaría bastante de acuerdo, pero no siempre hay que creer todo lo que "dicen". Por ejemplo, también es vox populi aquello de que un "te quiero" cura cualquier herida del corazón. Vaya una falacia convertida en verdad absoluta....

Hay veces que esas dos palabras hacen más daño que una nariz rota. Por no haberlas dicho cuando yo debía. Por haber soñado oirlas. Por haberlas escuchado. Por saber que no eran ciertas...

Para quererme regalándome una falsa reciprocidad, cambiando un "te echo de menos" por "¿qué tal va todo?" y olvidando un beso para recordarme un enfado...

Para quererme así, por favor, mejor no me quieras.

2 comentarios:

abstraccion lirica dijo...

más que una falacia deberia ser pecado decir te quiero...todos sabemos que no existen los finales de cuento, ni las verdaderas lamentaciones, ni los 'te echo de menos'...¿existe realmente el amor?.
vamos, definitivamente, me ha gustado tu texto.
un beso!

abstraccion lirica dijo...

P.D he olvidado decir, que un día estuve a punto de mandar un mail a la dirección que existe en tu pagina web.no sé como accedi a tu blogger,
pero estoy emocionadisima jaja